La limpieza de una sala de ensayo o espacio destinado a la grabación musical tiene sus propias demandas y especificidades, acorde a las actividades, dinámicas, instrumentos y costumbres que allí se realizan cotidianamente. No hace falta abundar mucho sobre por qué es importante mantener la máxima pulcritud y organización posible en cualquier lugar de uso común, oficina o empresa. Es una forma de cuidada cada elemento que se guarda en los ambientes y preservar la higiene para las personas que conviven.

Esta necesidad se ha visto reforzada y exacerbada a partir de la pandemia provocada por la llegada del coronavirus y las nuevas normas y reglas relacionadas con la higiene, la desinfección y el mantenimiento de los sectores de uso común y en los que se reúne gran cantidad de gente al mismo tiempo.

Precauciones vinculadas con la regularidad y la forma de realizar este tipo de mantenimiento, la clase de productos a utilizar y la correcta desinfección de las superficies son algunos de los ejemplos en este sentido.

Y es que, como nunca antes, los servicios de limpieza son un tema de máximo interés para el mundo corporativo en su totalidad, y también para los individuos en sus hogares. Resulta importante que la empresa o proveedor elegido para estas tareas, pueda dar respuesta óptima a esta nueva situación, ajustando los procesos de limpieza a los nuevos requisitos y a la actividad del negocio, permitiendo -en la medida en la que se vayan retomando las actividades habituales- el normal funcionamiento de la sala. Además, en el caso de estas áreas, lo fundamental es el cuidado extremo por los equipos de grabación e instrumentos musicales, que representan siempre una inversión y capital importante para su dueño.

El uso de los productos correctos, que no dañen este tipo de objetos es fundamental. De hecho existen pocas opciones que pueden desplegarse sin la preocupación adicional por la seguridad y la tranquilidad de saber que no será perjudicial por ejemplo para los instrumentos. Desde ya, ante la duda, es conveniente aplicar un paño seco que no deje ningún tipo de pelusa o resto sobre las superficies. No es una actividad para improvisados.

Un punto aparte merece la higiene y la desinfección de teclados, consolas y otros equipos que son manipulados por diferentes personas en poco tiempo. Aquí den de extremarse los cuidados y los recaudos tendientes a repasar regularmente todos los sectores.

Con todo, está claro que es esencial, más aún en los tiempos que corren, confiar esta tarea en empresas especializadas en limpieza como Smart Kleaning, que puedan asegurar el seguimiento de los protocolos y pasos necesarios para asegurar el mejor resultado. A su vez que brindan la seguridad de que están siguiendo los pasos y nuevas reglas que planteen las autoridades.

En efecto, un punto esencial es la capacitación y la experiencia del personal que llevará adelante los trabajos. Por lo que contratar a personas que estén calificadas y con el entrenamiento vital requerido en estos casos, es otro requisito que no se puede ignorar; menos aún en las actuales circunstancias. Los protocolos de seguridad y acciones correctas en cada situación son fundamentales para la tranquilidad de todos y cada una de las personas que allí están presentes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar