Hay muchas oficinas, restaurantes, pymes y edificios que optan por las alfombras y tienen una razón concreta más allá de la estética y de gusto: minimizan el sonido al caminar, y eso en un espacio de trabajo es muy importante.

Las carpetas de tejido pasaron a ser tendencia como integrante de la decoración hogareña y muy poco después mutaron a los espacios laborales. ¿La razón? Suman confort, suavidad y estilo, al tiempo que reducen el ruido tan habitual que envuelve a estos sitios.

Es precisamente la limpieza de alfombras el protocolo decisivo para mantenerlas higienizadas, una necesidad esencial para la buena imagen corporativa y la salubridad de sus integrantes. Y es así porque en sus fibras conservan gran cantidad de polvo y gérmenes, esto es debido a la textura de sus fibras, que permite la acumulación. Entonces, con el paso de las jornadas, se asientan restos de tierra de los zapatos que allí se sacuden, humedades y demás desperdicios que la vuelven poco aseada y contaminante, además de depositar mal olor y espesarlas a simple vista.

Empresas dedicadas exclusivamente a esta higiene, no hay tantas, por eso, la demanda crece en sectores profesionales que las tienen como parte del decorado. Smart Kleaning es una de ellas. Con un equipo que se especializa en este cuidado, asisten a decenas de empresas en Buenos Aires y alrededores, y nos cuentan al blog el por qué de su importancia.

Principalmente, se debe tener en claro que este tipo de tejidos requieren atención, al igual que los suelos, o quizás un poco más, porque fácilmente quedan expuestas. Aspirarlas a diario cuando el tránsito es continuo, y utilizar máquinas que no arruinen o aplasten la fibra es clave, por eso, debe ser una limpieza competente, sino se corre el riesgo de dañarla.

En cuanto a su constitución, nos cuentan que hay dos variables, sobre todo en oficinas; las que permanecen adheridas al piso, casi siempre en centro de los despachos o salas de reuniones, y las que pueden levantarse fácilmente para limpiarlas, que se ubican generalmente en entradas. También, varían en material, no es lo mismo un lavado en finas y livianas, que en las de estilo persa o artesanal.

¿Qué se logra con su limpieza?

  • La eliminación de todo tipo de microorganismos causantes de muchas de las patologías de alergias recurrentes en estos ambientes, que, además, suelen presentar de modo invisible más de una toxina, algo que, de hacerse bien la desinfección con los elementos aconsejados, devuelve bienestar al organismo y ventilación cuidada.
  • El uso de equipos con vapor beneficia la quita de hongos sin dañar la textura. Fundamental para quitar la humedad y el aroma feo reinante en ellas por pisadas, aires artificiales, líquidos caídos y absorbidos o calefacción en espacios cerrados. Solo un método probado como el que suelen usar los expertos, devuelve brillantez y suavidad a las alfombras de oficinas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar